La paciente silenciosa – Alex Michaelides

Sinopsis

Alicia Berenson, una pintora de éxito, dispara cinco tiros en la cabeza de su marido, y no vuelve a hablar nunca más. Su negativa a emitir palabra alguna convierte una tragedia doméstica en un misterio que atrapa la imaginación de toda Inglaterra.

Theo Faber, un ambicioso PSICÓLOGO forense obsesionado con el caso, está empeñado en desentrañar el misterio de lo que ocurrió aquella noche fatal y consigue una plaza en The Grove, la unidad de seguridad en el norte de Londres a la que Alicia fue enviada hace seis años y en la que sigue obstinada en su silencio. Pronto descubre que el mutismo de la paciente está mucho más enraizado de lo que pensaba. Pero, si al final hablara, ¿estaría dispuesto a escuchar la verdad?

¿Por qué lo he leído?

Al aparato la voz de la cordura del mundo real (o no).

Lo que podría ser un libro más sobre un psicólogo loco por tratar patologías, se adentra en el mundo forense WOW. ¡Qué  buen atrevimiento para el autor! Y sí, esta es la razón por la que me puse a leer este libro, no suelen tratar bien el campo forense dentro de las novelas, por lo que me llenó de curiosidad.

Así pues, esta novela se trata de un thriller psicológico (que tanto me gusta a mí) haciendo una especie de Oda a la identidad de pareja y de unión. 

Reseña

Un psicólogo de turno, buenecillo en su anterior puesto, decide renunciar a él para coger el caso de una mujer con mutismo tras matar a su marido.  Y aquí es donde entra lo bueno, dado su nivel de obsesión con el caso, tras seis años del incidente, Theo solicita ser él quién intervenga con Alicia. ¿consigue que la tipa hable? lógicamente  no os voy hacer spoiler, pero sí os guío en la importancia que tiene el diario de Alicia, donde plasma sus miedos y preocupaciones.

El objetivo de la terapia no es corregir el pasado, sino permitir al paciente enfrentarse a su propia historia, y llorarla.

El uso de un lenguaje sencillo y con dinamismo junto con la presión de la historia te obliga a quedarte leyendo una página más después de otra y otra, por lo que el ritmo no se hace para nada lento. 

Además el aire de suspense me agrada aunque también me ha puesto un poco nerviosa ya que soy un poco impaciente. Aunque reconozco que al empezar la historia tan fuerte me daba la sensación de que mucho de lo que pasa después es relleno.

Nuestros protagonistas y narradores de la historia son dos. 

Por un lado tenemos a Theo es un hombre inteligente, ambicioso y soberbio. Un mix que le genera esa astucia para adentrarse en Alicia, quién ha pasado por varios profesionales. Lo que más le llama la atención a Theo sobre ella es el silencio autoimpuesto por la propia Alicia ¿siente empatía por ella o solamente la quiere por la fama que le puede generar “hacer que hable”? 

Pero en la vida, no es todo trabajo, y en esta novela, tampoco. Por lo que, también se narra la vida “privada” y en paralelo de él ¿tendrá alguna relación con Alicia?

La ira, igual que el miedo, es de naturaleza reactiva.

Alicia, un alma en pena con sus múltiples episodios traumáticos, proyecta y expresa sus emociones y pensamientos en su diario (nuestro narrador) y en un cuadro que ella pinta. Éste relata el mito griego de Alcestis pero que tampoco nadie ha podido relacionar con el suceso. 

Desde los medios de comunicación la etiquetan con trastorno mental, claro ¿quién en su sano juicio puede matar al que decía que era el amor de su vida? 

Todo sucede por su propio curso pero los giros que presenta la historia a modo de flashbacks están tan perfectamente hilados que me he quedado con cara de lela en el momento de leerlos. ¿Podemos decir que me los he comido? Afirmativo.

Cada vez te sientes más cómodo con la locura; y no solo con la locura de los demás, sino también con la tuya. Todos estamos locos, creo yo, solo que en diferente grado.

Con respecto al final, no puedo deciros mucho ya que la posibilidad de haceros spoiler es alta, pero sí puedo comentar que el desenlace me gustó.

En términos generales es un libro que me ha gustado y me ha resultado entretenido, pero versión de habla inglesa, ya que el uso de ciertos “términos” debido a la traducción estaban haciendo que mi cerebro explotara y llorara lágrimas de sangre.

Y vosotros, ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? Os leemos en comentarios y en nuestras redes sociales.

C. 🟣

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s