La guerra de las dos Reinas – Jennifer L. Armentrout

Aviso⚠: La sinopsis y esta reseña puede contener spoilers del libro anterior.

Sinopsis

Desde la desesperación de coronas doradas… 

Casteel Da’Neer sabe demasiado bien que pocos son tan astutos o despiadados como la Reina de Sangre, pero nadie, ni siquiera él, pudo haberse preparado para esas sobrecogedoras revelaciones. La magnitud de que lo que la Reina de Sangre ha hecho es casi impensable.  

Y nacido de carne mortal…  

Nada podrá evitar que Poppy libere a su Rey y destruya todo lo que la Corona de Sangre representa. Con la fuerza de los guardias y el apoyo de los wolven, Poppy debe convencer a los generales de Atlantia de luchar a su manera, porque esta vez no puede haber retirada. No si ella mantiene la esperanza de construir un futuro en el que los dos reinos puedan convivir en paz.  

Un gran poder primitivo se alza…  

Juntos, Poppy y Casteel deben aceptar antiguas y nuevas tradiciones para salvaguardar a quienes aman y para proteger a los que no pueden defenderse. Pero la guerra es solo el principio. Poderes ancestrales y primitivos ya se han avivado, revelando el horror de lo que comenzó hace eones. Para terminar lo que la Reina de Sangre ha empezado, quizá Poppy tenga que convertirse en lo que habían profetizado que sería, en lo que más teme.

Como la portadora de Muerte y Destrucción.

¿Por qué lo hemos leído?

Uno de los pilares fundamentales que ha sostenido el hype de este año ha sido la continuación de esta saga. 

El punto donde quedó la historia en el libro anterior, es una falta de respeto hacia aquellas personas que quieren dormir bien por las noches, porque su final fue de esos que le quitan el sueño hasta a un koala.

La espera se nos hizo eterna, así que en el momento en el que tuvimos el libro en las manos sólo lo soltamos para hacer café y continuar leyendo. 

Reseña

La trama principal de este libro es la guerra, porque cuando Isbeth hace prisionero a Casteel, Poppy le manda un mensaje que es toda una declaración de intenciones. Así que nos preparamos para la batalla. A eso le sumamos que tienen que rescatar a Cas, que evidentemente no será fácil,  y una infinidad de subtramas que van surgiendo que hacen que todo se complique aún más.

La ambientación te traslada directamente al universo donde transcurre la historia. Ya conocemos la mayor parte de él, porque hemos viajado mucho entre unas ciudades y otras, pero aun así hemos descubierto lugares nuevos que transportan hacia los lugares en los que están los personajes y te hacen sentir lo que ellos sienten.

El ritmo es perfecto para lucir ojeras, porque la adicción que genera es constante. Pasan muchas cosas y todas son muuuuy interesantes.

La tensión es palpable porque los personajes se juegan todo en cada movimiento y la acción que eso genera hace que en algunos momentos leyéramos en diagonal para obtener las respuestas que tanto ansiábamos.

Además los diálogos hacen que todo sea ágil, divertido e intenso, y eso hizo que quitar los ojos de las páginas no fuera una opción contemplada en ningún momento.

Ten cuidado, pero sé valiente.

Los personajes protagonistas son muy potentes, porque desprenden carisma y personalidad.

Poppy está sufriendo una evolución muy grande en todos los sentidos. Poco queda de la doncella que conocimos hace tres libros, ahora es una mujer decidida que sabe lo que quiere y a quién quiere. Nos sigue sorprendiendo su fortaleza a la hora de afrontar los problemas y la entereza con la que toma decisiones importantes. Es todo un ejemplo a seguir.

Casteel en este libro sufre como nadie y no todo el dolor es físico, pero la forma en la que lo afronta es admirable, porque pese a todo, no pierde ese toque sarcástico y pícaro tan suyo. Le siguen persiguiendo viejos fantasmas que le atormentan pero intenta ser mejor cada día para ser digno no sólo de Poppy sino también de su pueblo.

Lo que nos gusta Kieran es una cantidad de medida que aún no se ha inventado. Es leal y sincero hasta la médula y lo que haría por ayudar a las personas que quiere sobrepasa cualquier límite. Adoramos sus comentarios fuera de tono. Todos tienen una dosis de verdad que hace que te rías pero que reflexiones por partes iguales. 

Isbeth acumula rencor desde hace cientos de años y nada ni nadie va a impedir que lleve a cabo su venganza. Es cruel, despiadada y sádica. La hemos odiado muchísimo y eso nos encanta, porque es de estas villanas inteligentes que dices, ¡joder que mala es!, pero… es que tiene motivos para ser así.

Los personajes secundarios no es que complementen a los protas, es que añaden interés a la historia y cada vez que salían sumaban información a la trama.

Malik y Millicent cada vez que aparecen añaden preguntas a nuestra cabeza. Sabíamos que no eran lo que parecían, pero ni de coña nos imaginábamos todo lo que ocultan. 

No es que queramos saber más acerca de ellos, ¡es que queremos saberlo todo!, así que estamos deseando que en el siguiente libro ganen protagonismo para saber que tienen entre manos.

Otro personaje que nos ha dado la vida es Reaver. Su nula paciencia ha sido causa y motivo de muchas risas. Es la horma del zapato de Kieran y su relación de amor/odio merece una saga propia. 

Haría cualquier cosa por él. Haría cualquier cosa por ti.

Los puntos de giro se dosifican de forma regular durante todo el libro y eso hace que el estado de sorpresa se mantenga de principio a fin.

Y cuando piensas que sabes lo que va a pasar, porque eres muy lista y te las sabes todas, viene un plot twist que te recuerda que Sherlock Holmes solo hay uno y que además no existe.

Nuestros audios bien se podían resumir en:  ¡NO NO NO!, ¡ ME VA A DAR UN INFARTO!, HIJOS DE P***, ¡AHHHHHH!,  SE VIENEEEEE, ¡QUÉ ME ESTÁS CONTANDO!, ¡TÍA QUÉ FUERTE! y un sinfín de emojis.

Y  eso se va intensificando de cara al desenlace, cuando la batalla final se acerca. Todo lo que puede pasar para que nuestro corazón se detenga ocurre en unas pocas páginas. Hemos de decir que nos gustó, pero quizá nos pareció demasiado caótico. 

Al pasar tantas cosas y tener tantos frentes abiertos a la vez, nos dio la impresión de que todo se mezcla y algunas cosas no quedan del todo claras o no tienen el protagonismo que merecen.

Es el tipo de amor que me permitió hacerte esa promesa, Poppy. Es el mismo tipo de amor que te permitió pedirme eso.

Total, que lo que creíamos que iba a ser una conclusión épica, resulta que es el comienzo de algo mucho más grande, así que nuestras expectativas han crecido exponencialmente, en proporción a nuestra ansia viva, que estará fuera de control hasta que salga el siguiente libro.

Y en cuanto a la famosa polémica que tanto hate ha despertado, tenemos que decir que no solo nos ha parecido maravillosa sino que además nos ha sabido a poco.

Y vosotros, ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? Os leemos en comentarios y en nuestras redes sociales.

M🔴 & A🔵

Un comentario sobre “La guerra de las dos Reinas – Jennifer L. Armentrout

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s