Casa de Tierra y Sangre – Sarah J. Maas

Sinopsis

Bryce Quinlan tenía la vida perfecta, trabajando cada día y saliendo cada noche, hasta que un demonio asesinó a sus amigos y la dejó vacía, herida y sola. Cuando el acusado está entre rejas, pero los crímenes continúan, Bryce hará lo que sea para vengar sus muertes.

Hunt Athalar es un ángel caído, esclavo de los arcángeles a los que una vez intentó destronar. Sus brutales habilidades sirven ahora para un solo propósito: acabar con los enemigos de su dueño. Pero entonces Bryce le ofrece un trato irresistible: si la ayuda a encontrar al demonio asesino, su libertad estará al alcance de su mano.

Mientras Bryce y Hunt investigan en las entrañas de Ciudad Medialuna, descubren dos cosas: un poder oscuro que amenaza todo lo que desean proteger y una atracción feroz que podría liberarlos a ambos.

¿Por qué lo hemos leído?

Hemos pospuesto este libro más tiempo de lo que somos capaces de soportar, esquivando lluvias de spoilers y reteniendo al hype en una cárcel de estricto autocontrol.

Pero esta saga es lo último que nos quedaba sin leer de Sarah J Mass y nos daba una pena terrible no tener nada suyo pendiente. 

Desde que descubrimos sus historias estamos obsesionadas con sus personajes, y no es un secreto que a veces le rezamos por las noches para que nunca se le acabe la imaginación a la hora de crear universos a los que viajar mentalmente cuando ser simples humanas se nos hace bola. 

Pero nuestra paciencia tiene un límite que hemos estirado como un chicle, así que llegó la hora de sumergirnos en Ciudad Medialuna ¡¡por fin!!

Reseña

La trama de este libro no dista demasiado de la de cualquier libro policiaco. 

Hace unos años se cometió un crimen y nuestros protagonistas tienen que descubrir al asesino. Parece simple, pero es todo menos eso.  Al argumento principal hay que añadirle una serie de subtramas que hacen que todo se complique y que nada sea casualidad. Los secretos son más poderosos que la magia y eso hace que descubrir la verdad no esté al alcance de cualquiera.

La ambientación de este libro es de las más complejas que hemos leído en los últimos meses, y no nos referimos a los paisajes ni a la ciudad en sí, sino al entramado de historia y política que la autora ha creado. 

La primera parte tuvimos que leerla con calma e incluso hicimos un esquema (o mapa conceptual) para entenderlo todo y no perdernos en la estructura gubernamental que rige la ciudad. Pero conforme íbamos avanzando nos dimos cuenta que todo está tan bien hilado, que no es difícil de entender. 

La inmortalidad es mucho tiempo para tener un palo metido por el culo.

A diferencia de sus otras sagas, que transcurren en un espacio temporal más parecido a la Edad Media, Ciudad Medialuna bien podría pertenecer a la actualidad, y eso ha sido lo primero que nos ha descuadrado los esquemas, porque jamás nos hubiésemos imaginado que los seres sobrenaturales usaran móviles o fueran en moto, pero lo hacen, y aunque al principio nos pareció raro de cojones, una vez entradas en materia normalizamos mezclar la fantasía en un mundo contemporáneo y nos encantó.

Al ser un libro introductorio de un mundo complejo y bastante largo , el inicio (ósea las primeras 500 páginas) son algo lentas.

Es muy importante saber dónde estamos y qué nos ha llevado hasta allí, quién  gobierna y habita este universo y las normas que hay que cumplir, porque todo eso es fundamental para entender el desarrollo de la trama.

Así que puede que al principio sea un poco denso, pero es tan fascinante que en ningún momento se hace aburrido, todo lo contrario. Cada vez que nos poníamos a leer lo hacíamos con ganas y disfrutando muchísimo.

Es más fácil que la gente asuma lo peor de mí. Me permite ver quiénes son ellos en realidad.

Pero claro, es un libro de Sarah J Maas, y eso quiere decir que en algún momento sabíamos que iba a pasar algo que nos iba a obligar a despedirnos del mundo para quedarnos pegadas a las páginas comentando cada coma. Y efectivamente eso pasa, y el ritmo pega un acelerón que no te esperas haciendo que llegues al final habiéndote olvidado de comer, de dormir y prácticamente de respirar. 

Con respecto a los personajes, no hay ni uno solo que no nos haya gustado (para bien o para mal), porque son todos complejos, con pasados complicados y con situaciones actuales  difíciles….

Estamos acostumbradas a los personajes femeninos fuertes de Sarah J. Maas pero sin duda con Bryce Quinlan se ha llevado la Palma de Oro, el Oscar y el premio de los Phosquitos. A pesar de todo lo que le sucede a lo largo de toda la historia ella es una superviviente nata, y no necesita a nadie que le ayude a hacer las cosas que se propone. 

Es valiente, graciosa, juerguista, carece de cualquier tipo de filtro al hablar, decidida, realista y sufre, sufre muchísimo, pero aun así ella se levanta (una y otra vez).  Es imposible no empatizar con ella en ciertos momentos y nosotras nos hemos sentido identificadas en más de una ocasión. La hemos amado pero también la hemos odiado, ya que algunas de las decisiones que toma además de enfadarnos mucho nos han infartado aún más.

Un destino peor que la muerte: convertirse en un sirviente eterno de aquellos a quienes habían buscado derrocar

Y como compañero de espada en mano y alas en la espalda tenemos a Hunt Athalar, un ángel caído esclavizado por el gobierno. Un personaje que nos ha sorprendido gratamente y del que hemos podido aprender bastante.

Y es que su vida es de todo menos fácil, lo que tiene que hacer (por obligación) es duro y aun así él lo intenta hacer de la manera más ”digna” posible. Tiene un carácter agrio, que a lo largo de la novela entiendes y hasta normalizas. Sus decisiones tienen un por qué “lógico” porque tiene las ideas bastante claras, que en la mayoría de los casos no compartimos pero si entendemos. 

Bryce y Hunt se complementan a la perfección, no porque se necesiten, sino porque se comprenden, y eso les hace un equipo muy peligroso.

Para nosotras un tercer personaje siempre es bien, y ese es Rhun, el “elegido” y primo-hermano de Bryce.  ¿Sabéis ese típico personaje Fae macho sobreprotector? Pues ese es Rhun (we love you). No tiene tanto protagonismo como Bryce y Hunt, pero siempre está allí, dispuesto a ayudar y a ser decisivo cuando hay problemas importantes. Nos encantaría saber más cosas de él porque es muy interesante, está lleno de tatuajes y piercings, odia a su padre y es príncipe ¿Qué más se le puede pedir?.

“Entonces haz que el mundo sepa que mi primer acto de libertad fue ayudar a mis amigos”

Los malos son muy malos, los mires por donde los mires, y cuando piensas que su maldad ha llegado a un tope, pasas la página y te das cuenta de que son capaces de superarse.  

Y es que los villanos en este libro no son pocos y ni siquiera tienen un objetivo común, y eso hace que los protagonistas estén en varias guerras abiertas a la vez. Los hemos odiado cada segundo de su existencia por lo que nos han hecho sufrir.

Los giros argumentales que hay en este libro jugaron con nuestra mente y humillaron  nuestro instinto policial una vez tras otra. No sé cuántas veces pudimos cambiar de opinión, porque cada capítulo estábamos seguras de tener claro lo que estaba pasando… ¡PRINGADAS! 

Lo que parece un libro lineal de una investigación, en el fondo es una montaña rusa emocional que no para de dar vueltas, haciendo que hasta el final, no supiéramos por donde nos daba el aire.

Aunque hay ciertas tramas que pudimos intuir con facilidad, la mayoría de ellas no las vimos venir,  haciendo que el estado de sorpresa fuese infartantemente continuo. 

Porque ella lo amaba a él mucho más de lo que te odiaba a ti. 

El final, o más bien las últimas 150 páginas, son dignas de desfibrilador.

Todo lo que sucede es una explosión que lleva acumulándose a lo largo del libro sin que nos diésemos cuenta, haciendo que cada detalle cobre sentido. Es de estos desenlaces intensos, ricos y dolorosos que no permiten despegarte de las páginas ni hacer otra cosa que no sea entender qué coño está pasando y por qué, dejándote un vacío existencial al acabar que no sabes cómo remontar. 

Y aunque a priori puede parecer un libro autoconclusivo, al leer el epílogo lo único que viene a la mente es… esto no ha hecho más que empezar. Y nosotras encantadas de la vida, porque este viaje nos ha sorprendido más de lo que esperábamos, y creednos que las expectativas rozaban el cielo.

Es un libro más maduro, porque aunque haya que salvar el mundo y esas cosas, los conflictos internos de los personajes son más adultos y realistas. 

Con amor, todo es posible

Verlos luchar por superar sus problemas aunque no puedan, mientras se debaten con el querer y el deber, a veces nos hacía olvidar que se trata de un libro de fantasía y eso permite empatizar, entender y disfrutar de un universo que estamos deseando continuar.

Y vosotros, ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? Os leemos en comentarios y en nuestras redes sociales.

M.🔵 & A.🔴

Un comentario sobre “Casa de Tierra y Sangre – Sarah J. Maas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s